Noticias

19/08/2018

TRAPENSES


Spencer abrirá una taberna


En 2016, Spencer abrió por primera vez las puertas de su monasterio al público y a pesar de la escasa publicidad esa jornada se presentaron más de 2.500 personas. Fue una prueba más del enorme interés que despierta la única cervecería Trapense de Estados Unidos entre los aficionados, que cada año en junio hacen largas colas para visitarla el único día que es posible.
Este año la cifra de asistentes superó las 6.000 personas, lo que hizo que los monjes –siguiendo el modelo de sus colegas europeos- estudiasen la construcción de un café que estará abierta durante todo el año, un cambio significativo para una cervecería que ha operado fuera de la vista del público.
Aunque su cervecería tiene una capacidad para 80.000 hectolitros anuales, en 2017 produjo menos de la décima parte, por lo que se han fijado como objetivo en los próximos diez años alcanzar unas ventas anuales de 15.000 hectolitros.
"La taberna es necesaria para hacer crecer la marca. En términos generales sería la prueba física de que 'tenemos que vender más cerveza'. Obviamente, eso es en cierto modo lo que tenemos que hacer. Pero en realidad, lo que creemos es que tenemos una marca en la que la gente quiere participar en el futuro", comentó a diferentes medios el padre Isaac Keeley , director de Spencer.